Me queda una diversión – Sergey Yesenin

Me queda una diversión:
Dedos en la boca y un alegre silbido.
Notoriedad enrollada,
Qué obscena soy y peleadora.

hermano! que perdida graciosa!
Hay muchas pérdidas divertidas en la vida..
Me avergüenzo, que yo creia en dios.
Amargo para mi, No creo ahora.

Oro, muy lejos!
Todo arde la vida cotidiana.
Y mentí y escandalice
para, para arder más brillante.

El don del poeta es acariciar y villancicos,
El sello fatal en él.
Rosa blanca con sapo negro
Quise casarme en la tierra.

Que no se lleven bien, que no se haga realidad
Estos pensamientos de días rosados.
Pero como los demonios anidan en el alma
tan, los ángeles vivían en él.

Esta es la diversión del barro,
Ir con ella a otra tierra,
Quiero en el ultimo minuto
Pregunte a esos, quien estara conmigo, -

Para que por todos mis graves pecados,
Por la incredulidad en la gracia
Me pusieron una camiseta rusa
Morir bajo los iconos.

1923

Velocidad:
( Aún no hay calificaciones )
compartir con tus amigos:
Korney Chukovsky